cerrar
NATURCIENCIA

Científicos: Los tiburones no atacan sin razón alguna como en las películas

Las autoridades de Queensland y Nueva Gales del Sur están señalando un cambio en la descripción de los encuentros entre tiburones y humanos como “ataques”, una medida que los científicos dicen que es bienvenida y que ya se habían tardado en adoptar.

Un alto funcionario de Weensland dijo en un simposio de tiburones de Noosa en mayo que las comunicaciones del estado preferían términos como “mordeduras” en vez de “ataques”, basados en la investigación social, dijeron tres científicos que asistieron a la reunión a he Sídney Morning Herald y The Age. SU sitio web SharkSmart enumeró como minimizar los riesgos “de un encuentro negativo con un tiburón”.

En Nueva Gales del Sur, el Departamento de Industrias Primarias también ha dejado gradualmente de denominar a los contactos entre tiburones y humanos como “ataques” en sus informes anuales. Ha trabajado en estrecha colaboración con Bite Club, un grupo de apoyo para que los sobrevivientes informen de manera correcta.

“Se intenta ser respetuoso y al mismo tiempo se invita a que el incidente sea descrito mejor por la persona involucrada” dijo un portavoz. “generalmente se refieren a “incidentes” o “interacciones” en nuestros informes formales sobre tiburones”.

 

Aunque la pregunta aquí es la siguiente: ¿Qué ocasiona que los tiburones “muerdan”?

 

LEER
Los habitantes de la Península Ibérica fueron exterminados hace millones de años

Algunos incidentes han dado lugar a una serie de teorías no probadas, y los ataques, al menos en Estados Unidos, más precisamente Carolina del Norte, se atribuyen a un cambio en la temperatura del agua que atrajo a un gran grupo de tiburones de aguas cálidas migratorias, como los tiburones toro y tigre.

En Australia, algunos surfistas dicen que el número de tiburones está aumentando y que están buscando comida más cerca de la costa.

“Como anécdota, los surfistas y pescadores de todo el país han informado que el tamaño y la abundancia de los tiburones grandes son notablemente más altos de lo que han sido, durante 30 años”, ha declarado el periódico australiano.

“Algunos se preguntan si es hora de levantar el estatus de protección del gran blanco”.

El miedo de los humanos a los tiburones se puede ver en las redes para tiburones erigidas en partes de Sudáfrica, Nueva Gales del Sur y Weensland, así como en el programa de cebos y disparos en Australia Occidental que se redujo a raíz de la protesta de ambientalistas y científicos.

Hasta ahora, 2015 parece ser el año con más alto número de “ataques” de tiburones a nivel mundial. Un año antes hubo 72 ataques no provocados en el mundo, lo que provoco tres muertes, según la Universidad de Florida, que recopila estadísticas de ataques de tiburones.

LEER
El origen de los peces cartilaginosos gracias a un tiburón prehistórico

La Sociedad de Conservación de Taronga, que recopiló estos datos, afirma que ha habido 15 incidentes al año, en promedio, durante la última década, en comparación con 6,5 incidentes anuales entre 1990 y 2000.

Pero este aumento en los incidentes, dice la cuidad, “coincide con un aumento de la población humana, más personas que visitan las playas, un actividades deportivas y recreativas basadas en el agua y las personas que acceden a áreas costeras previamente aisladas.

“No hay evidencia de un aumento en el número de tiburones que pueda influir en el aumento de los ataques en aguas australianas”.

Una investigación adicional publicada en el Australian Mediacl Journal, cita un aumento en el numero de ballenas como una contribución a una serie de ataques de tiburones a personas frente a la costa de Australia Occidental. Sin embargo, es probable que l riesgo para los bañistas a menos de 25 metros de la costa “siga siendo muy bajo y muy por debajo del riesgo de otras actividades recreativas realizadas” afirmó la revista.

La opinión de los científicos acerca de este comportamiento en tiburones

 

Otros científicos respaldan esta opinión; un aumento de los encuentros debe verse en el contexto de un número cada vez mayor de personas en el mar, mientras que las poblaciones de tiburones son difíciles de precisar. La idea de hordas de tiburones vengativos es fantasiosa. Eso pasa solo en las películas.

LEER
Una galaxia chocará contra la Vía Láctea antes de lo previsto

“Es más probable que tu tostadora te mate que un tiburón” dijo Culum Brown, biólogo de peces de la Universidad Macquarie. “Es extremadamente improbable que alguna vez seas, o siquiera conozcas una víctima de un ataque de tiburón.

“Creo que las cifras son bastante obvias. Cada año hay más gente en el agua; no es que haya más tiburones. De hecho, es muy probable que haya menos tiburones debido a la sobrepesca y el daño al hábitat”.

“Los tiburones son animales crípticos que se mueven rápidamente. Estudiarlos es caro, pero lo que sabemos sobre ellos no debería ser demasiado alarmante”, dijo Brown. Las posibilidades de ser atacados son extremadamente pequeñas y aquellos que son atacados son principalmente atacados alrededor de las piernas, lo que sugiere que los tiburones están explorando a sus presas potenciales en lugar de devorarlas.“Sabemos que a los tiburones no les gusta comerse a la gente”.

“Los estudios demuestran que responden fuertemente al olor de las focas y los peces, pero no a los humanos. El problema con los tiburones es que son curiosos y cuando buscan una presa potencial, por lo general se acercan y comen un mordisco.

LEER
Un estudio afirma que puede conocer tu personalidad, solo por el acelerómetro de tu teléfono

Por supuesto, si un tiburón blanco de 4 metros te muerde, es probable que ponga en peligro tu vida, sino les gusta lo que prueban se van”, menciona.

A diferencia de las ballenas, los tiburones son difíciles de contar. Pero la mayoría de los científicos de la idea de que la protección de especies como el tiburón blanco haya provocado un aumento en su número, señalando que se estima que mueran 100 millones al año en todo el mundo, a menudo para el mercado de sopa de aleta de tiburón.

“El debate sobre el ataque de tiburones es un poco como el debate sobre el cambio climático”, dijo el Dr. Daniel Buicher, ecólogo marino de la Universidad de Southern Cross. “Puedes concentrarte en el ruido de fondo o puedes mirar la tendencia a largo plazo”.

“Es de esperar que la cantidad de ataques disminuya dada la cantidad de tiburones que han sido asesinados desde la década de 1980. No hay plaga de tiburones por ahí. Solo hay una población más grande que pasa más tiempo el agua, lo que aumenta la probabilidad de un ataque”.

LEER
Un meteorito cayó en la tierra en diciembre y la nasa lo revela ahora

 

Mitos y verdades sobre los tiburones

 

¿Confundo acerca de los tiburones? Aquí intentaremos disipar algunos de los mayores mitos de estos hermosos animales.

Mito: Los tiburones son devoradores de hombres hambrientos que buscan cualquier oportunidad para atacar.

Realidad: Los tiburones no cazan humanos. La mayoría de los “ataques” a los humanos son errores debido a la escasa visibilidad del agua o son picaduras inquisitivas. Es por eso que hay muchas más mordeduras que muertes.

Mito: Los tiburones son todos iguales.

Realidad; Las especies de tiburones son increíblemente diversas con tamaños, formas, hábitats, dietas y comportamientos muy diferentes. Hay aproximadamente 500 especies de tiburones, pero solo tres (blanco, tigre y toro) son responsables de la mayoría de las mordeduras.

Mito: Todos los tiburones son depredadores voraces.

Realidad: Los tiburones peregrinos y los tiburones ballena, las dos especias más grandes de tiburones, se alimentan por filtración que se alimentan de huevos de peces y otros organismos diminutos.

Mito: El único tiburón bueno es un tiburón muerto.

Realidad: Los tiburones juegan un papel importante y vitan en mantener los ecosistemas marinos equilibrados y saludables. Además, los tiburones ayudan a las economías costeras a través del ecoturismo. Mucha gente está dispuesta a pagar grandes sumas de dinero por la oportunidad de bucear con tiburones.

LEER
Los soles tienden a comer planetas de su propio sistema

Mito: Si no ha ocurrido un ataque de tiburón, significa que no vive en esa área.

Realidad: Los tiburones habitan todos los océanos del mundo, desde las aguas costeras hasta el mar abierto de un azul profundo, y algunos incluso se pueden encontrar en ríos y lagos de agua dulce.

Mito: Los tiburones tienen cerebros del tamaño de una nuez.

Realidad: Los tiburones pueden exhibir un comportamiento social complejo y algunas especies pueden comunicarse con el lenguaje corporal, vivir en grupos e incluso cazar en manadas. Los tiburones y las rayas tienen algunos de los cerebros más grandes de todos los peces, con proporciones de cerebro a cuerpo similares a las aves y los mamíferos.

Mito: Todos los tiburones deben nadar constantemente.

Realidad: Si bien la mayoría de los tiburones necesitan nadar continuamente para pasar agua por sus branquias y respirar, algunos tiburones pueden bombear agua activamente sobre sus branquias mientras descansan en el fondo del mar.

¿Aún sigues pensando que los tiburones son unas máquinas asesinas como nos lo pinta Hollywood?