cerrar
NATURCIENCIA

Los dinosaurios con plumas han pasado de moda, hallan uno nuevo con una increíble coraza

El nuevo dinosaurio no solo es el anquilosáurido más antiguo jamás descubierto y el primero que se encontró en el continente africano, sino que también tenía púas óseas que sobresalían de sus costillas, una característica que no se ven en ninguna otra especia de vertebrado viva o extinta.

Se cree que un nuevo fósil de dinosaurio de Marruecos que data de 167 – 163 millones de años de años, es el anquilosaurio más antiguo jamás descubierto. Estos dinosaurios herbívoros acorazados son bastante conocidos en los continentes del norte, pero esta es la primera vez que se encuentran los restos de uno en África.

Además, las costillas fósiles muestran una característica que no se ven en ningún otro animal: las púas protectoras que alguna vez habrían revestido los costados de este animal en realidad están fusionadas con los huesos de las costillas.

Además, el nuevo fósil también proviene del mismo sitio donde se descubrió Adratiklit boulahfa, el estegosaurio más antiguo conocido y el primero del norte de África.

La Dra. Susannah Maidment es investigadora de dinosaurios en el Museo y experta en dinosaurios blindados. Ha ayudado a describir esta nueva especie, así como la de Adratiklit hace dos años.

LEER
Los tacos son el primer paso al desarrollo de agrícola en el espacio

“Tener una armadura fusionada con la costilla es totalmente extraño”, dice Susannah. “Es totalmente diferente a cualquier vertebrado existente o extinto que conozcamos. No vemos este fenómeno de un osteodermo que se fusiona con una costilla en ningún otro vertebrado, vivo o muerto.”

Agrega, “Es difícil pensar en análogos, realmente, porque no lo son”. El nuevo fósil se ha descrito en la revista Nature Ecology and Evolution y se ha denominado Spicomellus afer.

Se pensaba que las púas de los dinosaurios y otras criaturas sólo sobresalían de la piel, no de los huesos

 

A diferencia de todo lo visto antes los anquilosaurios son un grupo de dinosaurios típicamente conocidos por la extraordinaria armadura ósea que una vez cubría sus espaldas. El grupo hermano de los estegosaurios más famosos, tenían filas de placas óseas incrustadas en su piel, algunas de las cuales formarían enormes placas planas mientras que otras crecían hacia afuera como púas. Algunas especias tenían un gran garrote óseo al final de la cola.

“Los anquilosaurios eran pequeños dinosaurios acorazados que son como mesas de café ambulantes”, dice Sussannah. “Eran muy anchas y vaya que lo eran, pero tenían patas cortas. Contaban con filas transversales de armadura, lo que significa que la armadura se extiende desde la línea media de su cuerpo hacia los lados”.

LEER
Curiosidades que no conocías de los delfines

En todas las especias conocidas de anquilosaurios, esta armadura habría estado incrustada en su piel, lo que significa que este nuevo fósil en el que la armadura esta físicamente fusionada con los huesos no se parece a nada visto antes. Tan diferente es este nuevo fósil que, al principio, Sussannah y sus colegas ni siquiera estaban seguros de a que animal pertenecía.

“Cuando obtuvimos el fósil, pensamos que probablemente era parte de un estegosaurio porque habíamos encontrado un estegosaurio en el sitio donde se original”, explica Susannah. “pero simplemente no vemos estegosaurios con este tipo de armadura.”

“Por lo tanto, decidimos seccionar histológicamente el fósil y lo que esto nos mostró de manera emocionante, fue que la estructura ósea en loas parte de la espiga tienen una firma que solo vemos los anquilosaurios de este periodo.”, dijo con sorpresa.

A pesar de sus primeros pensamientos, esto permitió a los investigadores decir con cierto grado de confianza que los huesos en realidad pertenecían a una criatura tipo anquilosaurida. Esto es de gran importancia porque no solo nunca se habían encontrado anquilosaurios en el continente africano, sino que la edad del fósil también lo convierte en el anquilosaurido más antiguo jamás descubierto.

LEER
El mundo tiende a desertizarse de esta manera

 

El fósil esta en fragmentos, por lo que es difícil determinar exactamente como era este extraordinario animal. Pero se pueden hacer algunas conjeturas

“Si piensas en animales como los cocodrilos que tienen escudos óseos incrustados en la piel, es probable que la parte más plana del osteodermo estuviera cubierta por algún tipo de piel”, explica Susannah. “Entonces, las púas que se proyectan son una especia de núcleo de cuerno y probablemente habían estado cubiertas por una vaina de queratina como el cuerno de una vaca”.

Es imposible saber cómo las púas se fusionan con el hueso, si este anquilosáurido fue un experimento temprano en armaduras para un anquilosaurio, o si esta especie fue solo una excepción. Sussannah espera que el regresar a Marruecos en el futuro pueda descubrir más evidencia.