cerrar
TECNOLOGIA

Tesla da con batería que dura 100 años, pero no resuelve el problema del precio

Llegamos a medio camino del 2022 con una noticia impactante con respecto a los coches a combustión, y es que los 27 países de la Unión Europea finalmente han aprobado un proyecto que le dará un final a la venta de estos tipos de vehículos.

Desde luego, esta meta que está fechada para 2035 se aplicaría de forma gradual, de modo que las empresas de fabricación de coches se vayan preparando para construir todo tipo de vehículos eléctricos.

Con esto se espera poder estar más cerca de alcanzar el objetivo de detener el calentamiento global, neutralizando las emociones de carbono y obteniendo resultados hasta 2050. Además de los coches eléctricos, también se tocaron temas sobre combustibles sintéticos y motores recargables que sean híbridos.

A pesar de que suena un panorama bastante prometedor en términos climatológicos, la industria de los automóviles podría estarse enfrentando a un desafío sin precedentes, pues además de readaptar todas sus fábricas y operaciones.

Aun así representa una gran oportunidad para ponerse al nivel de la competencia en China y Estados Unidos que vienen liderando el mercado. Con trece años para lograr el objetivo, se sienten optimistas de poder realizar una transición hacia la tecnología eléctrica de forma planificada.

LEER
Diseñan un polímero que desaparece a la luz del sol

 

Tesla y su nueva batería de 100 años es una señal de que las compañías europeas necesitaban este incentivo para desarrollar e innovar

 

Aunque se trate por todos los medios de que la ciudadanía comience a hacerse de un coche eléctrico o híbrido, es verdad que aún hay más obstáculos que beneficios, y uno de estos obstáculos que poco se mencionan es la reducida vida útil de sus baterías.

Mientras que un motor de coche de gasolina de la década de los 50s aún puede circular las calles si se le ha cuidado bien o restaurado, no hay punto de comparación con una batería que podría durar no más de 10 años antes de que pierda su capacidad de almacenar energía.

Tesla decidió tomar las riendas de este problema y decidió financiar un estudio dirigido por él mismo en la Universidad de Dalhousie, Canadá, esto para buscar alguna forma de que las baterías puedan alargar su vida útil todo lo posible.

Fue así como se hicieron de una increíble batería que se estima puede durar cien años de vida útil antes de que la batería deje de almacenar todo su potencial de energía o se descargue más rápidamente.

LEER
RoboBurger: el robot expendedor que prepara hamburguesas en el acto

En este estudio se hizo el hallazgo de una nueva alternativa que permita hacer más duraderas las baterías añadiendo grafito a las baterías NMC. Otra clave fue reemplazar el litio LiPF por uno LiFSI, que es mucho más estable y que junto con el grafito, manganeso, níquel y cobalto, traen más beneficios a las celdas.

Se dice que estas baterías modificadas podrían aumentar su tiempo de vida dramáticamente si se somete a temperaturas entre 40 y 70°C, pero en condiciones donde se puedan enfriar a no más de 25°C, podría alcanzar los 100 años de vida.

 

Sin embargo, es una tecnología que podría quedarse en el baúl un tiempo al no resolver el problema del precio

 

Además de que muchas ciudades aún no están equipadas con la infraestructura de carga para satisfacer todos los ciudadanos, en primer lugar dudan hacerse de un coche eléctrico por los altos costes, muchas veces definido por el precio de la batería.

La nueva batería de Tesla no sería la excepción, pues a comparación de las baterías de toda la vida, la batería de Tesla también tendría que hacerse de más materiales como el níquel y cobalto que son bastante costosos, lo que lleva a elevar los costes de producción también.

LEER
Como limitar el uso de datos móviles en Android

Es el níquel y el litio que se valúan a precios demasiado altos como para hacerlos parte de una cadena de construcción en masas, mientras que la recuperación de cobalto es una práctica demasiado peligrosa, lo que en el futuro podría suponer una escasez o incluso prohibición de su minado.

A pesar de que mucha de la competencia están haciendo todo lo posible por disminuir sus precios e incentivar a las personas a pasarse a los coches eléctricos, Tesla sigue aumentando los precios de sus vehículos, que de poseer esta batería longeva, ciertamente solo podría ser un vehículo para la élite o las personas más acaudaladas.